top of page
Buscar
  • Foto del escritorVALERIA CARLA CANTARINI

Dolor de codo y musculatura flexora del antebrazo

Actualizado: 21 abr

En principio es importante evaluar la articulación del hombro, cómo es su movimiento, si el movimiento de la articulación causa dolor o tiene alguna restricción. También es importante evaluar el movimiento de las vértebras cervicales incluida las primeras dorsales a causa de su estrecha relación con el miembro superior. Se comparten nervios y arterias entre la cervical y el brazo. Finalmente se observará la propia articulación del codo. Todo esto se realiza con test osteopáticos no sanitarios, donde se tendrá en cuenta el sufrimiento y el movimiento de dichas articulaciones.

El hombro es un complejo articular compuesto por tres articulaciones:


Articulación acromio clavicular, esternoclavicular y glenohumeral. También lo conforma una cuarta, pero no es considerada articulación propiamente dicha, que es la escapulotorácica.

Cada articulación se compone de sus ligamentos correspondientes, que en caso de restricción de movilidad estarán con dolor o sensibilidad.


Siempre que una articulación se encuentre en lesión, provocará una tensión en las demás, puesto que el conjunto articular se compensa y trabaja al unísono.

Esta articulación que es muy móvil y conformada por la cabeza humeral cuya articulación es poco congruente, esta reforzada por los ligamentos y músculos correspondientes, entre ellos se encuentra el bíceps, el tríceps, el deltoides, el manguito de los rotadores, los cuales proporcionan a la articulación más solidez y movimiento extra. También pueden testarse los músculos, para saber su grado de elongación. Habiendo restricciones en alguno de ellos se trabajará con técnicas de masaje como amasamientos, puntos gatillos, para relajarlos, soltarlos y devolverles su elasticidad y flexibilidad.


La clavícula es clave en la articulación del hombro, ya que ella forma parte de la cintura escapular, absorbiendo y transmitiendo las tensiones de la palanca del brazo, de la primera costilla y de las cervicales. Además, mantiene la escápula en su correcta posición funcional.

Luego de realizar las consecuentes correcciones, se procederá a soltar el tejido ligamentoso y muscular con técnicas de masaje. Donde se utilizará técnicas de punto gatillo, inhibiciones, de amasamiento e incluso trabajo sobre la fascia. De esta manera, la zona estará preparada para realizar las correcciones necesarias a nivel articular.


El mismo procedimiento se realizará con el codo. El codo es el punto de unión entre el brazo y el

antebrazo. Está formada por tres articulaciones: humerocubital, humeroradial y radiocubital.

Luego comprobamos la movilidad del codo, que suele lesionarse por causas como carga excesiva, esfuerzos mal dosificados o caídas.


Trabajaremos también el tejido blando, fascia, músculos y ligamentos. La fascia es un tejido conectivo que envuelve todo, músculos y ligamentos.


Considerando que las cervicales también articulan con el occipital y se toma en su conjunto el occipital, el atlas y el axis comprobando su movilidad. Estas articulaciones están revestidas y reforzadas por todo un conjunto ligamentoso y muscular resistente. La musculatura suboccipital es fundamental para mantener la posición de la cabeza sobre el cuello.


Debido a que las articulaciones entre el occipital y la primera vertebra y entre la primera y la segunda carecen de disco intervertebral, tanto la arteria vertebral como cualquier nervio pueden ser comprimidos o atrapados en las emergencias del tejido muscular o en las porciones tendinosas de los músculos cortos paravertebrales.


No debemos olvidar que el complejo entre occipital C1 y C2 está asociado al mecanismo cráneo-sacro. La duramadre espinal se inserta en Occ-C1-C2 y sobre S1-S2 vertebras sacras.

Las vértebras de la porción media de la columna cervical tienen relación con músculos que también afectan al hombro: Trapecio y Angular de la Escápula.


Una vez trabajado los músculos, ligamentos incluida la fascia con masaje, realizamos los ajustes necesarios en las articulaciones correspondientes que presenten desarmonía o restricción en su movimiento. Para finalizar, utilizaremos la digitopuntura a nivel local y a nivel reflejo, con puntos cercanos a la articulación del codo como es el Intestino Grueso 10 y 11. También pasan por la articulación del codo el meridiano del corazón así como el del Intestino delgado, dependiendo donde es el dolor, utilizaremos unos o los otros.


El sistema de puntos localizados en la oreja, en el área que corresponde al brazo, articulación del codo y hombro, los palparemos y constataremos si hay sensibilidad, cambio de coloración o dolor en los mismos y pondremos semillas de vaccaria para ir haciendo una presión sobre los mismos. Este tipo de semilla se utilizan por su tamaño que gracias al mismo permite presionar el punto exacto y también por su poder antiinflamatorio en contacto con la piel. Estás semillas se colocan durante 7 días y se las va presionando entre 3 a 5 veces por día durante 1 minuto cada una. Se trata de estimular la zona donde está el problema utilizando las zonas reflejas, evitando la presión o el trabajo excesivo sobre el área que ya está lastimada. La digitopuntura cuenta con el conocimiento de muchas áreas donde se refleja todo el cuerpo aparte de la oreja también se podría utilizar el pie, la cara, el cráneo o la mano. Las zonas reflejas del cuerpo ofrecen en miniatura un mapa exacto de la totalidad, en el punto reflejo se concentra toda un área de influencia. Colocando una aguja en el punto reflejo de la mano, podríamos estimular toda la región del codo.


Así es como trataríamos un problema en la articulación del codo utilizando tres técnicas que al ser combinadas amplían sus recursos y permiten diferentes áreas de influencia. También y a la vez, podríamos preparar en el aceite del masaje, entre 3 a 5 aceites esenciales que ayudan a calmar el dolor, ofrecen anestesia a nivel local y estimulan el sistema inmunológico para la recuperación de tejidos. Estos aceites esenciales, que serán puros y naturales, podrían ser en este caso: aceite esencia de romero, árbol del té, lavanda, menta y pimienta negra para activar la circulación local, todos ellos estarán dentro del aceite puro de almendras o coco.


De esta manera, dejamos reposar y hacer su trabajo indispensable al cuerpo, hasta la siguiente sesión, en la cual evaluaremos que es lo que más se necesita según las mejoras que hayan existido.

Los servicios ofrecidos en el centro tienen como finalidad aliviar dolencias y contribuir a la mejora de su bienestar, pero, en ningún caso, sustituyen el tratamiento médico que pueda estar recibiendo.



14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page